La explosión de las tabletas comenzó el 27 de enero de 2010 cuando un ya famélico Steve Jobs presentó lo que la prensa se apresuró a llamar “iPhone grande”. Una pantalla de generosas dimensiones que corría iOS pero que no tenía funciones telefónicas. Además, su precio era casi la mitad que el de un iPhone. A pesar de las reticencias de varios “gurús” el producto fue un exitazo.steve-jobs-ipad-apple

El iPad es versátil. Una herramienta semiprofesional (o profesional, que se lo digan al iPad Pro…) para algunos y un centro multimedia para otros. Un dispositivo intermedio entre un smartphone y un portátil, que aspiraba a traer consigo una nueva época: la era postpecé.

Hoy, tras 6 iteraciones de iPad estándar, 3 de iPad Mini y un modelo de iPad Pro, la familia de tabletas de Apple está madura, acompañada de un SO (iOS) cada vez más encaminado a la productividad. Las ventas se han estabilizado pues se trata de un producto con ciclos de renovación más espaciados en el tiempo en comparación con su pariente lejano el iPhone.

Si acabas de comprar un iPad aún estarás acostumbrándote a verlo todo más grande. Estarás buscando como un loco en la App Store aquellas apps de tu iPhone que también tengan su versión para vuestra flamante tableta. ¿Qué tal unos consejos para tus primeros pasos con el iPad?

Activa “Buscar mi iPad” y configura iCloud

buscar-mi-ipad

iCloud es la nube de Apple, una multitud de servicios que funcionan y se sincronizan de manera automática y transparente entre los distintos dispositivos. Basta con una sencilla configuración inicial para tener bajo control este importante valor añadido de la manzana. iCloud es el sistema por el que opera iMessage y Facetime, pero también se encarga de sincronizar pestañas de Safari entre dispositivos, unifica nuestra biblioteca musical, nuestras fotos, guarda copias de seguridad… y hasta archivos de apps del sistema y terceros.

iCloud es un paquete de servicios transversal pero que en su mayor parte puede controlarse bajo los ajustes de iCloud en: “Ajustes” => “iCloud”. Allí bastará con iniciar sesión con tu cuenta de Apple. En ese momento contarás con 5 Gb gratuitos en la nube a repartir entre los servicios de iCloud, quedando exentos iMessage y algunos servicios como Fotos en Streaming (que no la fototeca compartida iCloud Photo Library). Para usuarios poco técnicos bastará con esta capacidad, que se puede ampliar hasta 1 Tb (consulta aquí los precios actuales) en cualquier momento desde “Almacenamiento” dentro de los ajustes de iCloud.

Lo primero imprescindible de activar es “Buscar mi iPad”, para aumentar la seguridad frente a un hipotético robo o extravío. esto permite localizar el iPad siempre que se encuentre conectado a una red de internet. Además de esto yo recomiendo activar la “Copia de seguridad” inalámbrica, que guardará el contenido de nuestro iPad en la nube y permitirá que la restauremos desde cualquier sitio con conexión a internet o en otro iPad que podamos comprar en el futuro. Podrás permitir que Notas, Recordatorios y Contactos se sincronicen entre Macs, iPhones, iPads y Apple Watch-es que tengáis. Así como las pestañas de Safari.

También podrás decidir si queréis que vuestra fototeca se aloje en la nube o no. Esto se llama iCloud Photo Library. Esto depende de tu espacio libre en iCloud y de los hábitos fotográficos que tengas. Es cómodo pero consume espacio en la nube y datos móviles al sincronizar las nuevas fotos tomadas. Lo bueno es que todas las nuevas tomas y la edición se refrescan en todos los dispositivos al tomar como referencia la versión centralizada en el servidor.

Sácale partido a iCloud Drive

icloud-drive-ipad

He querido diferenciar este capítulo puesto que iCloud drive es un servicio especial. Se encuentra en forma de app independiente y aloja los archivos que hayamos incluido desde Macs, iPhones y iPads. Es un sistema de archivos en la nube que también utiliza el espacio de iCloud. Es compatible con cualquier tipo de archivos aunque su apertura dependerá de si hay o no una app apropiada en el iPad. Por ejemplo las apps de ofimática iWork (el Office de Apple) guardan en iCloud Drive los archivos cuando los creamos en el iPad.

Si vas a utilizar el iPad para cuestiones profesionales, de oficina en particular, iCloud Drive es un aliado que te conviene dominar. Una aproximación al sistema de archivos que tanto se ha demandado a iOS. Yo lo utilizo para almacenar archivos de audio y poder escucharlos en el iPad, trabajar con documentos, o incluso para poder abrir desde cualquier Mac un archivo de GarageBand, ya que de lo contrario tengo que cargar siempre con el equipo desde el que lo haya creado. En definitiva, iCloud Drive es un disco duro externo alojado en la nube. ¡Hasta es compatible con PCs Windows!

Aprovecha las apps del sistema

default-apps

iOS, como OSX en el Mac, trae una amplia variedad de apps preinstaladas que hacen más sencilla nuestra vida. Hay quien busca apps de terceros para mirar el tiempo, gestionar el correo electrónico o tomar notas. Si tenemos necesidades muy específicas o somos muy cacharreros perfecto, pero si lo que buscamos es simplicidad demos una oportunidad las apps de Apple.

Mis imprescindibles son Mail, Safari, Podcasts y iWork. Podcasts da acceso con una interfaz muy simple a todo el catálogo de podcasts en iTunes y permite crear listas de reproducción. Muy sencilla y cómoda. iBooks tiene todo el sentido en el iPad. Desde esta app podrás comprar y leer libros en el iPad, con multitud de opciones para configurar el lector. También permite incluir PDFs y ePubs gratuitos que tengamos dispersos por el ordenador. Todo a través de iTunes.

iWork es muy útil en el iPad. Alternativa gratuita a Office te permitirá crear y editar textos, hojas de cálculo y presentaciones de diapositivas a través de tres apps: Pages, Numbers y Keynote. Si eres fiel usuario de Office se te harán extrañas y menos potentes. Para mi son geniales y su integración con el sistema es perfecta. Os recomiendo que les deis una oportunidad.

Ideas para la productividad

ipad-pro-smart-keyboard

El iPad puede hacer las veces de terminal de trabajo dependiendo de las apps y los accesorios con los que se le acompañe. Hay médicos que lo utilizan en consulta, arquitectos que llevan ahí sus planos a pie de obra y gente que redacta con el los documentos en la oficina. Los accesorios serán importantes para utilizarlo según nuestras necesidades.

apple-pencil-ipad-appleSi tenemos un iPad Pro ya habremos contemplado añadirle el Apple Pencil, el mejor lápiz digital del mercado con el que los dibujantes tienen sueños indecentes. Además, está el teclado externo de Apple para este dispositivo, casi imprescindible si queremos sistematizar la redacción de documentos con la tablet. Trabajar con un teclado digital cansa a la larga.

En el caso de que tengamos un iPad normal no tenemos la posibilidad de acoplarle un teclado externo oficial de Apple. Sin embargo, empresas como Logitech cuentan con infinidad de modelos que se emparejan por Bluetooth con el iPad. Estos además hacen las veces de atril para mantener el iPad en una posición adecuada para escribir. Para los jugones también existen mandos externos para pasar buenos ratos libres.

Sinergias con el Mac: Handoff

handoff-ipad-apple

Uno de los fuertes del ecosistema de Apple ha sido siempre la fluencia transparente de información a través de los diferentes dispositivos. Recordatorios, notas, fotos, mensajes… todo tiene su reflejo en cada dispositivo, para que la atención se centre en el contenido y no en preocuparnos a ver dónde teníamos aquella nota maldita.

Para potenciar esto aún más, Apple presentó Handoff, una funcionalidad para que llamadas y documentos pudieran empezarse en un dispositivo y pasarse al otro. Así, con el iPad (Bluetooth activado) podremos empezar un correo electrónico o un documento de Pages. Si en ese momento acabamos de llegar a casa o entramos en nuestra oficina tal vez sea más cómodo seguir con ello en el Mac. Entonces en el dock del Mac veremos el icono de la app que nos permite seguir exactamente donde estábamos y terminarlo ahí. Por supuesto, también es interesante el proceso inverso para, por ejemplo, empezar un documento en el Mac y seguirlo en el iPad 3G porque tenemos que salir de casa.

Apps imprescindibles

apple-app-store-apps-vulnerable-freak

Facebook, Facebook Messenger, Telegram y Line

En el iPad no existe WhatsApp dado que el dispositivo no tiene función telefónica y esa popular app de mensajería funciona a través de un número de teléfono exclusivamente. Sin embargo, Facebook Messenger cumple esta función así como Telegram, cada vez más popular. Line sería una tercera opción a tener en cuenta.




Skype

También una red social, pero que destaca por su potencial en videollamadas. Es ampliamente utilizada en los entornos profesionales por todo el globo. Siempre viene bien tenerla.

Youtube

Imprescindible. Youtube de Google es la plataforma de vídeos más popular. En ella podremos encontrar desde gatitos a iPhones lanzados desde un tercer piso (qué dolor).

Microsoft Office

Soy usuario asiduo de iWork (Pages, Numbers y Keynote) pero eso no quita que vosotros podáis necesitar Office para el trabajo o bien porque estéis acostumbrados a el. Microsoft ha portado su suite ofimática a iPad de manera excelente. Todo un clásico de la productividad.

Word

Excell

Power Point

Outlook

Dropbox

Extremadamente útil para todo lo que tiene que ver con la nube. Espacio externo en servidores, carpetas compartidas… simplemente Dropbox.

Duolingo

Siempre es buen momento para practicar un idioma. Esta app te entrenará y mantendrá fresco tu nivel de inglés, italiano, alemán, francés… La mejor en su campo para reforzar o empezar de cero.

1 COMENTARIO

Dejar un comentario