Según un informe elaborado por Strategy Analytics, las ventas de smartwatches durante el cuarto trimestre de 2015 superaron a las de relojes suizos por primera vez en la historia. En concreto, la compañía afirma que durante el periodo de vacaciones un total de 8,1 millones de relojes inteligentes fueron enviados, mientras que los modelos tradicionales se estancaron en los 7,9 millones de unidades.

apple-watch-edition

De esos 8,1 millones de envíos, Apple y Samsung fueron los que salieron más beneficiados. La primera compañía contabilizó el 63 por ciento de los encargos, es decir, 5,1 millones de unidades. La segunda, un 16 por ciento. Es decir, 1,3 millones de relojes inteligentes.

Esos 8,1 millones de envíos constituyen un aumento de nada menos que el 316 por ciento, pues en el mismo periodo del año anterior sólo se registraron 1,9 millones. Es evidente que la gran diferencia entre los dos datos tiene mucho que ver con el lanzamiento en abril de 2015 del Apple Watch, dado que en 2014 los únicos dispositivos que cosechaban cierto éxito entre los usuarios eran el Android Wear y Pebble. Smartwatches fabricados por compañías suizas, como Tag Heuer, representaron sólo el uno por ciento del mercado.

El director ejecutivo de Strategy Analytics, Neil Marston, se pronunció así tras conocerse este estudio:

“La industria relojera suiza ha reaccionado tarde al desarrollo de los smartwatches, con la esperanza, quizá, de que fuera una moda que pasaría. Firmas como Tag Heder están muy por detrás de Apple, Samsung y otros fabricantes del mercado”

Otro informe de Strategy Analytics durante el verano del año pasado afirmó que Apple representó aproximadamente el 75 por ciento del mercado de relojes inteligentes. La disminución de la cuota de mercado desde entonces podría sugerir que el Apple Watch impulsó el éxito de estos dispositivos, pues también propició que un número importante de usuarios de Android se decidiera a comprar modelos compatibles con sus smartphones.

1 COMENTARIO

Dejar un comentario