¡Feliz año nuevo!

Ya estamos en 2016, el año en el que seremos más felices que nunca y en el que se acabará la crisis (al menos pensémoslo por puro placebo). Supongo que pedisteis deseos al 2016 mientras brindabais con el champán. Deseos relacionados seguramente con familia, salud y trabajo. Es lo más importante pero no solo de lo trascendental vive el geek. ¿Qué le pide vuestra faceta tecnológica a Apple para este año 2016 que se nos echa encima?

La risa va por barrios, evidentemente, y mientras que para algunos será esencial una actualización del Mac Mini otros estará deseosos de ver desaparecer el botón Home del iPhone. Voy a tratar de sintetizar lo que espero de Apple para este año en los principales productos de la compañía: iPhone, Mac, iPad, Apple Watch y Apple TV. Ya se sabe que las cosas en Cupertino van despacio pero estoy seguro de que veremos cosas sorprendentes en los próximos 12 meses.

iPhone-6s-Live-Photos

3D-Touch-iPhone-6-pantalla

El iPhone por ser el más popular es a veces sobre el que menos pienso de cara al futuro. Es la piedra angular de Apple, que supone en torno al 60% del inmenso negocio de la compañía de la manzana. El teléfono siempre recibe un par de características exclusivas enfocadas a su renovación anual, intentando que los usuarios sucumbamos al vicio. La última fue el 3D Touch, que junto con el Taptic Engine, da una dimensión extra de interactividad al manzanófono.

La quiniela para este año parte de un hipotético iPhone 6C, un modelo con las características del iPhone 6 pero de un tamaño de pantalla de 4”, unas dimensiones que muchos usuarios siguen prefiriendo. La carcasa sería de plástico como el poco exitoso 5C. Personalmente no veo a Apple repitiendo el experimento, el 5C pasó sin pena ni gloria  y su precio ligeramente inferior al 5S no ayudó tampoco a su masificación.

Lo que sí que es seguro es que tendremos iPhone 7 y que este traerá un nuevo diseño, así como características exclusivas. La gracia es que todo son especulaciones más o menos serias. Desde China empiezan a aparecer rumores que apuntarían a una nueva opción de almacenamiento de 256 GB y una batería que podría tener hasta un 20% más de autonomía. Esto último me parecería genial, aunque no sé si Apple podría seguir disminuyendo el grosor del dispositivo si algunos de sus componentes crecen. ¿Desaparecerá el conector minijack finalmente? en tal caso deberemos utilizar auriculares Lightning o bien unos con conexión Bluetooth.

Por otro lado, parecería posible que Apple eliminara el botón Home físico para incluirlo en la pantalla, lo que obligaría también a integrar el Touch ID en la pantalla. Lo bueno de ello es que podríamos tener un teléfono más pequeño al eliminar los bordes superiores e inferiores. Ojalá, aunque no sé porqué soy pesimista en este sentido. Lo que si que podría llegar es un iPhone 7 resistente al agua, tal vez acompañando a un Apple Watch con impermeabilidad aumentada. Tenemos los antecedentes a esto en las juntas mejoradas del iPhone 6S, que evitan en la mayoría de casos un siniestro total del teléfono al caer accidentalmente al agua.

image

La linea Mac sufrió importantes innovaciones con la llegada del nuevo Macbook, un protátil que probablemente sustituirá en un futuro cercano al MacBook Air. Siempre y cuando gane potencia y baje de precio. Creo que los MacBook Pro van a adoptar algunas de las decisiones de diseño del nuevo MacBook. Auguro un grosor menor debido a la implementación del teclado en mariposa, la eliminación de la manzana retroiluminada y algún conector generalmente poco utilizado como por ejemplo el Ethernet.

Además, la nueva manera de colocar la batería, en una especie de terrazas para aprovechar el espacio, también podría ahorrar unos milímetros. Además, podríamos ver MacBooks Pro dorados. Tiempo al tiempo que los brillos están de moda. En el apartado de Software yo apostaría por la inclusión de Siri en OSX, un asistente con capacidades de gestión de archivos y programación de tareas en nuestro Mac.

ipad-pro-apple-1

La linea iPad lleva algunos años estancada, lo que se debe principalmente a unos ciclos de renovación más dilatados en el tiempo. ¿Podría plantearse Apple un ciclo de renovación del producto de 2 años? Más aún cuando los iPad estándar y los iPad Mini tampoco es que hayan traído unas mejoras espectaculares como sería el caso del iPhone en sus últimas versiones. Ante esta encrucijada tal vez la tabla de salvación del iPad sea su hermano mayor el iPad Pro.

El Pro es un iPad supervitaminado, de gran tamaño, que además trae una pantalla mejoradísima y un novedoso stylus, el Apple Pencil. Creo que los próximos iPad podrían ser compatibles con el Apple Pencil y que la diferencia se quede en interesantes “características pro” en iOS 10, que acerque lo acerque a OSX. Además, me gustaría que los iPad estándar mejoren el sonido como lo ha hecho el modelo Pro con los 4 altavoces que lleva.

Apple TV

El Apple TV 4 es prácticamente una categoría nueva de producto si lo comparamos con el 3. La cajita negra que se conecta al televisor ha traído tantas mejoras este año pasado que no sé si da margen para un nuevo modelo este año. En todo caso podríamos ver más potencia con los procesadores de la linea “A” que monten los iPhone 7 y 7 Plus. Apple tiene un filón para competir con las consolas si se apresura en ampliar el catálogo de juegos.

tvOS, en cambio, tiene mucho margen de mejora. Todos esperábamos un servicio análogo a Apple Music pero de vídeo en streaming, que incluyera canales, series, películas… una especie de Netflix pero al estilo de Apple. Parece que está entre los planes de la compañía pero que las negociaciones con las compañías de televisión son muy difíciles. Podríamos ver en la próxima WWDC novedades en este sentido, que nadie descarte nada, aunque seamos cautos. Mientras tanto hay muchas cosas que pulir en cuanto a la interfaz y un uso de Siri más completo.

Apple-Watch

Tengo debilidad por los relojes. Hasta ahora me he resistido al Apple Watch no porque no me guste, sino porque temo volverme adicto a el y dejar de lado mis otros nenes menos smart (es que son de cuerda los pobres). Sin embargo, auguro un Apple Watch 2 con muchísimas funciones nuevas que el equipo de Kevin Lynch habría descartado para la primera versión; anduvieron con los tiempos muy ajustados.

El nuevo reloj de la manzana probablemente mantenga el diseño exterior e introduzca más tipos de correas a la ya amplia variedad. Lo más interesante vendrá por parte de los sensores. Ya estoy viendo las diapositivas con los porcentajes de mejora en el sensor de ritmo cardíaco y en la potencia del procesador. Junto con ello, la optimización de watchOS y una mayor batería podría hacerlo durar ¿dos días? Ello daría a Apple margen para incluir funciones para monitorizar el sueño.

Soñemos también con otras funciones que le podrían dar aún más utilidad para salud y deporte. Seguro que veremos con envidia como los acuerdos con potentes clínicas de USA mejora la vida de las personas con enfermedades crónicas, permitiendo compartir datos médicos mucho más rápido. Un nuevo watchOS que daría al aparato más independencia del iPhone y la inclusión por fin de una antena GPS, para no obligar a nadie a cargar con el smartphone al salir a correr. El caso es que creo que el Apple Watch 2 va a ser un gadget muy interesante. Por cierto, todos las segundas versiones de los aparatos de Apple han envejecido estupendamente respecto de las primeras.

Apple Campus 2

No me gustaría terminar este artículo de buenos deseos sin acordarme del inmenso donut de cristal que Apple levanta en Cupertino: el Campus II. Un platillo volante que tal vez inquiete al mismísimo Iker Jimenez y que albergará al menos a 10.000 empleados en sus entrañas. Su culminación estaba proyectada para finales de este año. ¿Veremos la presentación del iPhone 7 en el auditorio subterráneo que incluye el edificio? ¡Feliz año a todos!

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario