A no ser que vivas en otro planeta o en medio del campo y ni siquiera tengas internet, te habrás enterado del revuelo que viene despertando la realidad virtual.

Realmente es un revuelo que tiene fundamento, pues hace poco pude probar por fin un modelo de gafas de realidad virtual. No me refiero a las que funcionan con el smartphone, si no a unas gafas de juego de PC, en concreto las HTC Vive.

base_image
El problema de la movilidad tiene solución, pero es cara

En primer lugar tengo que decir que experiencia fue bastante positiva, sin embargo encontré limitaciones que merman la experiencia de juego. Por ejemplo, el hecho de no poder moverte por un mapa o lugar si no es eligiendo el lugar y teletransportándote a él. Es una carencia que creo que una realidad virtual no puede permitirse, de modo que no creo que sea una opción de compra, aun. No obstante, vamos al grano.

 

Esto ya se intentó y fracasó

Efectivamente esto ya lo intentaron las empresas de consolas con cascos de realidad virtual, pero como es obvio en aquella época los gráficos que se podían alcanzar no se acercaban ni de lejos a la realidad. Por tanto ya empezamos mal, una realidad virtual que no es real tiene un pie en la tumba.

maxresdefault
Esta realidad virtual, no tenía nada de real

Añadido a todo esto, tenemos que la tecnología de entonces no nos permitía movernos en un entorno o que nuestra cabeza se moviera dentro del juego, así como las manos. De modo que al estar tan limitada, era de esperar que fuese el fracaso que resulto ser.

 

Ahora sí, es el momento, no hay otro camino

Lo más importante y lo que hace de la realidad virtual un seguro de vida de las empresas de videojuegos y consolas es que no hay otro camino para mejorar gráficamente. Actualmente ya existen videojuegos que confundiríamos con películas por su realismo de gráficos. Una vez llegado a este punto, no se puede ver algo mejor que como es en realidad. Así que una vez conseguimos los gráficos de realidad, solo falta transportar al usuario emociones, movimiento y actividad en primera persona.

imagen-sin-titulo
Estamos ante la semilla de los videojuegos definitivos

Siempre he dicho que los videojuegos son un gran pasatiempo porque son como películas que “vives”, pero ahora estamos a punto de quitar esas comillas para vivirlo de verdad. Juegos de miedo, acción, aventura… Juegos que transporten al jugador a otro mundo de forma directa, una forma pura de vivir esa película que además es interactiva.

 

Este cuento se acaba, colorín colorado…

newdevicetor
Un montón de aparatos para una sola emulación totalmente real

Por ultimo, os planteo una cosa; si hemos llegado a este momento, en el que la realidad virtual es el único avance de gráficos posible, supongo que llegaremos al momento en el que la realidad virtual llegue a su punto más alto, que nos transmita sensaciones, que podamos movernos caminando como tal… En ese momento, ¿qué será lo próximo? Olores, sabores, dolor… ¿Conectarnos 10 aparatos distintos para emular todo?, ¿un traje que lo haga?, ¿una habitación dedicada quizás? Puede que esto último de lugar a la resurrección de las salas recreativas. En cualquier caso, el tiempo lo dirá, y puede que no quede tanto como creemos.

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario