Que los Reyes Magos te han regalado un Mac… ¡Enhorabuena! Seguro que ya habrás arrancado el embalaje y estarás admirando la textura grisácea del aluminio anodizado. Yo recuerdo aún ese olor a Mac recién abierto, no es broma. Si vienes de PC tendrán que abrir bien los ojos y acostumbrarte al diseño de OSX y a sus particularidades como el gestor de escritorios  Mission COntrol (ese botón del teclado que tiene tres pequeños rectángulos inscritos). Busca un lugar tranquilo, enchufa tu equipo a la corriente y dale al botón de encendido porque voy a recoger algunos consejos para sacar provecho desde el principio al Mac.

MacBook-Air

1- ¿Cómo instalo las aplicaciones?

App store

Si vienes de Windows y has visto alguna vez cómo funciona un iPhone tal vez te inquietes con la instalación de aplicaciones. Es normal preguntarse dónde están o si solo se pueden instalar desde la Mac App Store. Es más parecido a Windows de lo que parece, valga la redundancia. Lo más cómodo es acudir a la Mac App Store y comprar allí las apps que necesitemos; también hay gratuitas a montones claro. Estas apps se actualizan solas y a lo sumo pedirán una confirmación al usuario para instalar las nuevas versiones. Además para desinstalarlas solo tendremos que ir al Launchpad (el botón con seis cuadraditos en paralelo) mantener presionada una app y pulsar en la X que aparecerá.

La pega de la Mac App Store es que no todas las apps están ahí, a diferencia de lo que pasa en iOS. Así que para otras tendremos que adquirirlas en versión Mac en sus respectivos sitios web. Las apps en Mac están comprimidas en un archivo con formato DMG. Al ejecutarlo se montan como si fueran un USB o CD y nos abren una carpeta para arrastrar el icono de la aplicación a la carpeta Aplicaciones. La app “estará contenida” en ese icono y ya podremos ejecutarla pulsando en él. Bastará expulsar el DMG y borrar el instalador. Por cierto, esa carpeta Aplicaciones será el lugar en el que el Mac almacene las apps y deberemos procuras que todas estén ahí volcadas. Desinstalar una aplicación supone en el 90% de los casos arrastrar su icono de la carpeta Aplicaciones a la papelera. Más abajo dejo una lista con aplicaciones muy recomendables para empezar.

Truco: si no quieres tener problemas con aplicaciones instaladas desde fuera o clandestinas deberás asegurarte de que la opción “Permitir aplicaciones descargadas de:” no se encuentre en “Mac App Store”, sino que permita las de desarrolladores identificados o bien de cualquier sitio. Esta opción se encuentra en Preferencias del sistema => Seguridad y privacidad.

2- Actualizaciones del sistema

OSX es el sistema operativo del Mac que en cada versión anual recibe un nombre adicional. Actualmente estamos en la versión 10.11 que se llama El Capitan. Desde hace ya varios años el sistema es gratuito y Apple se esfuerza en que lo mantengamos siempre actualizado. El sistema nos lo intenta hacer fácil de modo que las actualizaciones son automáticas. Esto se puede configurar desde Preferencias del sistema => App Store. Cuando allá una nueva versión aparecerá una notificación en el Mac permitiendo instalarla o retrasarla. Si queremos hacerlo manualmente basta ir a la Mac App Store y acceder a la pestaña Actualizaciones.

3- Finder y el Dock

Dock Yosemite

El centro de la acción en un Mac está en el Dock, que es un elemento muy característico de OSX desde el inicio de los tiempos allá en por el año 2000. El Dock es la barra de iconos que tenemos en la parte inferior de la pantalla. Incluye accesos directos rápidos a las aplicaciones que más usamos y así hacernos fácil su uso. Cuando una aplicación está abierta aparece en el Dock, incluso si el acceso directo no estaba allí originalmente. El Dock por tanto no es una carpeta y no contiene nada, simplemente crea accesos directos de archivos o carpetas alojadas en el sistema de archivos.

Este sistema de archivos se llama Finder y podemos acceder a el desde el icono situado a la izquierda en el Dock, esa carita sonriente. Veremos que se compone de un clasificador de archivos y carpetas no muy diferente a Windows. Los accesos a librerías y archivos internos de OSX no están fácilmente visibles para que no tengamos la oportunidad de fastidiar nada por accidente, no debemos preocuparnos más que de nuestros archivos personales, los cuales iremos alojando según la jerarquía que veamos conveniente en la carpeta Documentos… las apps en la de Aplicaciones…

Finder Yosemite

Volviendo al Dock, la parte derecha de este contiene la Papelera y las pilas. Estas últimas son carpetas que podemos arrastrar al Dock para que aparezcan como acceso directo. Por defecto encontraremos la de Descargas pero podemos incluir las de nuestro trabajo, universidad, etc. Desde las pilas trabajaremos más cómodamente en el día a día con la seguridad de que todo lo que arrastremos a ellas se verá reflejado en su origen correspondiente en el sistema de archivos.

4- Mission Control y la pantalla partida

split-view-mac-os-x-el-capitan.w654

Mission Control es un gestor de ventanas abiertas y de escritorios virtuales, muy útil para nuestra productividad. Se accede a él a través del botón con tres rectángulos pequeños del teclado. Muestra automáticamente un despliegue esquemático de todas las ventanas abiertas en el centro. En la parte superior veremos un esquema de los escritorios virtuales que tenemos activos. Estos escritorios virtuales comparten las carpetas alojadas en el fondo del escritorio pero permiten distribuir las ventanas en uso.

Así, podemos crear todos los escritorios virtuales que queramos para alojar en cada uno aplicaciones de ocio, trabajo, estudios, etc. Podemos arrastrar desde Mission Control ventanas de un escritorio a otro muy fácilmente y cambiar la imagen de fondo del escritorio en cada uno para no confundirnos. Otra cosa muy interesante es que la mayoría de apps permiten expandir las ventanas a pantalla completa y esto funcionará como un escritorio entero.

Cuando tenemos una app en pantalla completa podemos arrastrar ahí otra ventana desde Mission Control y el sistema nos dejará trabajar con las aplicaciones en paralelo ocupando cada una una mitad de la pantalla. muy útil si estamos escribiendo un documento y recogiendo información de una página web, por ejemplo. El sistema de gestión de escritorios y ventanas es una de las mejores cosas de OSX. Hay que explorar Mission Control sin falta.

5- Apps del sistema y los gestos del trackpad

New-MacBooks-Receive-Fix-for-Trackpad-Issues-2

Los gestos del trackpad en la gama portátil y del Magic Mouse en el iMac es todo un mundo. Estos nos permitirán movernos a través de los escritorios virtuales, las ventanas y las aplicaciones como Pedro por su casa, aunque conviene configurarlos un poco. Desde Preferencias del sistema => Ratón / Trackpad tenemos todos los gestos permitidos y un gif que nos muestra qué hace cada uno. Lo configuraremos en función de nuestras necesidades: facilísimo.

Por último no quería dejar de hablar de las apps integradas en el sistema. OSX permite hacer la mayoría de tareas sin depender de apps de terceros a los usuarios más básicos mediante apps propias que son francamente buenas. Para gestionar y editar PDFs e imágenes tenemos Vista Previa. Para todo lo que tiene que ver con navegación web ahí está Safari. El correo electrónico podemos centralizarlo con Mail. El panorama multimedia es cosa de iTunes. Las Fotos y vídeos se almacenan en la app Fotos. Además, si nos ponemos más productivos contamos con iMovie para editar vídeo y Garageband para editar audio. iWork es el propio Office de Apple, que se compone de Numbers (hojas de cálculo), Keynote (presentaciones) y Pages (procesador de texto). Todas ellas las uso en mi día a día y os garantizo que son muy competentes.

apple-ilife-iwork

Apps de terceros para comenzar

Lo prometido es deuda, ahí van unas cuantas apps muy útiles para comenzar.

The unarchiver: es una utilidad gratuita para descomprimir archivos, se puede descargar de la Mac App Store (los piratillas sbrán de lo que hablo).

Tuxera: no todo es perfecto y hay ciertos dispositivos Pendrive y discos duros que por su formato no permiten al Mac escribir en ellos. Tuxera soluciona la mayoría de estos problemas. se puede adquirir en su sitio web.

Clean My Mac: esta app es muy útil para mantener las papeleras y los caches del sistema limpios y liberar espacio desperdiciado. No tiene nada que ver con los virus, casi inexistentes en Mac, sino con la limpieza de basura. Desinstalar aplicaciones sin dejar ningún rastro, borrar las papeleras del email y muchas más cosas. Es bastante útil y está muy bien desarrollada. Se puede adquirir aquí.

VLC: es un reproductor universal tan sencillo como potente. Permite reproducir prácticamente todo tipo de vídeos. Se puede descargar gratuitamente desde aquí.

Steam: solo para los más jugones. Esta es la app oficial de Valve que te permitira comprar miles de juegos para Mac y descargarlos. Muy popular. Disponible en el sitio web de Valve.

Office de Microsoft: el paquete más popular de ofimática tiene siempre una versión actualizada desarrollada oficialmente para Mac. Se puede adquirir en Microsoft como lo haríamos en un PC y tiene plena compatibilidad. Siempre útil y plenamente compatible con su versión homóloga en PC.

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario