Con la keynote ya concluída, podemos comenzar con el recuento de novedades que no son pocas. Yosemite está disponible desde hoy y para acompañar el lanzamiento de la nueva versión de OS X, Apple ha lanzado una renovación de la gama Mac Mini y la gama iMac, con el rumoreado modelo con pantalla retina como principal reclamo.

iMac con pantalla Retina

iMac Retina

Siendo uno de los protagonistas de la Keynote junto con el nuevo iPad Air 2, el iMac con pantalla retina es, por fin, una realidad. Apple ha conseguido contrariar la opinión que os dejé en este post el otro día con este asunto y finalmente, es un dispositivo muy real aunque no precisamente económico.

El nuevo iMac on pantalla retina cuenta con una pantalla 5k de 27 pulgadas con 5.120 x 2.880 píxeles de resolución. Esta resolución impresionante, está movida por una tarjeta gráfica Radeon R9 M290X con 2GB de memoria GDDR5 dedicada como modelo estándar, aunque podemos optar por una configuración (y en mi opinión, muy necesaria) superior con una R9 M295X con 4GB GDDR5. En cuanto al procesador, hablamos de un Intel Core i5 con cuatro núcleos y 3,5 GHz de serie, aunque como opción podemos optar por un Intel Core i7 a 4GHz.

Como todos los iMac de 27 pulgadas, la RAM es accesible por el usuario y la configuración de serie trae montados 8GB (en dos módulos) aunque podemos aumentarlo hasta 32GB. La capacidad de almacenamiento tenemos Fusion Drive con 1TB con opción a 3GB o bien con SSD directamente con opciones de 256 hasta 1TB de memoria en estado sólido. La conectividad inalámbrica y las conexiones son las mismas que en el modelo anterior, con la salvedad que las conexiones Thunderbolt son de la segunda versión.

¿Cuanto cuesta? Una pequeña fortuna que comienza en 2629 euros, mucho dinero pero menos de lo que un servidor esperaba, aunque habrá que tener en cuenta el precio de las ampliaciones (a más de 200 euros la mejora). Los modelos del año pasado siguen vigentes con las mismas configuraciones y lamentablemente, no han bajado de precio.

Mac Mini, renovación del pequeño de la casa.

Apple ha pasado muy por encima del Mac Mini, eclipsado por el iMac con pantalla retina. Tras dos años sin actualizaciones, es una pena comentar que me parece que la que ha recibido es bastante pobre y para muestra de las configuraciones, mejor una imagen:

2014-10-16 21.05.35

Todas las configuraciones no pasan de procesadores Intel Core i5 o i7 de cuarta generación, pero todos ellos modelos con doble núcleo. El aspecto gráfico se encuentra ocupado por Intel y sus tarjetas integradas Intel HD 5000 o las Intel Iris.

Thunderbolt 2 y el WiF AC también llegan a la gama Mini para completar unas especificaciones que necesitaban renovarse. Quizás, lo mejor ha sido que el modelo de entrada se encuentra en la barrera de los 500 euros, convirtiéndose en el modelo más asequible dentro de toda la gama Mac.

Más información | Apple

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario