apple_emac_computer-500x500

En abril de 2002, mientras el mundo polemizaba sobre la legalización de la eutanasia por parte de los Países Bajos, Apple sacó al mercado un equipo de sobremesa destinado inicialmente sólo al sector educativo. El eMac (sí, hoy suena a parodia o copia china tras años viendo la famosa ‘i’ que encabeza los nombres de los productos) surgió como un ordenador intermedio que suponía una alternativa al iMac de nueva generación con pantalla de cristal líquido. Su diseño, blanco y ergonómico en una pieza monobloque, era similar al del iMac de 2001, y su atractiva pantalla CRT de 17” unida al precio de 1099$ en su configuración más básica (procesador Power PC a 700 MHz u 800 MHz y tarjeta de vídeo NVIDIA GeForce2 MX), alejado de los 1499$ que costaba el iMac de nueva generación más barato, hizo que la demanda se disparase, lo que provocó que Apple decidiera suprimir la restricción de venta exclusiva para el sector educativo y lo lanzase para el gran público.

Un año más tarde, la compañía sacó al mercado la primera revisión del eMac, que contaba esta vez con procesadores y gráficos más potentes además de una bajada de precio del modelo con SuperDrive (Grabadora de CD y DVD 2x). Además, el disco duro dobló su capacidad pasando de los originales 40 GB a tener configuraciones de hasta 80 GB.

 

2Sin título1

 

 

La segunda revisión del modelo llegó en abril de 2004. A la mejora de procesador y gráfica se añadió la introducción de puertos USB 2.0 y Firewire, con posibilidad de integrar una unidad de disco duro de 160 GB en los modelos con SuperDrive. Sin embargo, muchos usuarios comenzaron a reportar un problema generalizado conocido como “Raster Shift”. Este fenómeno consistía en que una zona de la pantalla (comúnmente la inferior) se volvía negra y hacía que la imagen se desplazase hacia arriba, saliendo de los límites de la pantalla. Para solucionar el problema, Apple ofreció a los consumidores un reemplazo del cable del vídeo, causante del fallo.

En octubre de 2005, los de Cupertino decidieron volver a la política inicial del eMac de destinarlo exclusivamente al sector educativo tras la nueva revisión de mayo de ese mismo año que como principal novedad incluía la integración Bluetooth 2.0. La decisión de destinar el producto sólo a institutos y universidades fue vista por los analistas como un movimiento por parte de Apple de desplazar a los potenciales compradores del eMac hacia la última renovación del iMac o, de manera más concreta, hacia el Mac Mini que acababa de iniciar su andadura.

El 5 de julio de 2006, Apple lanzó una versión del iMac con procesador Intel Core Duo lo que significó el fin del eMac tras descubrirse que las placas base de los modelos fabricados en la primera mitad de 2004 contenían procesadores deficientes. Aún así, el equipo siguió recibiendo soporte hasta la llegada de Mac OS X v10.6 ‘Snow Leopard’ que requería para su funcionamiento procesadores Intel.

3

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario