macmini

Ayer se cumplieron 505 días sin que el Mac Mini, el más ajustado de los sobremesa de Apple, haya recibido ninguna actualización o revisión. No es que sea precisamente uno de los más vendidos, pero sí que hay quien lo aprecia, y mucho.

Siempre me han fascinado los productos electrónicos de diminutas proporciones. Todavía hoy, después incluso de verlos por dentro, me cuesta trabajo entender como pueden caber ahí dentro tantas cosas. Por no hablar de lo práctico y cómodo que resulta el mínimo espacio que ocupan. Se les puede reprochar falta de drive óptico, o algún otro elemento básico, pero el milagro está hecho. Y el precio es genial. Aunque sin contar con el gasto aparte en pantalla, teclado y ratón.

Se dan muchas previsiones de renovación. Que si el verano, que si otoño, y después en Navidad, y así seguimos hasta hoy. Ciertamente, no creo que tenga, ni de cerca, el éxito de sus hermanos mayores. Pero no deja de ser un gran Mac. Metido en una cajita que puedes esconder en cualquier rincón.

¿Cómo sería un futuro Mac Mini? Algunos sueñan con un Mac Mini Air… Pero con los recursos del MBPro… Si nos dejamos llevar un poco de los sueños, podríamos pensar en una mezcla entre Apple TV y Mac Mini, el multimedia de salón definitivo. Claro que la distribución de contenidos online todavía no está muy desarrollada. Ni tampoco nos vemos mirando Facebook delante de todos en la pantalla gigante del salón, ¿o sí?. ¿Cómo sería compartir con el resto de la casa nuestras aventuras navegando? Depende… En unos casos sería fascinante, en otros imposible. Lo que no se discute es que una pantalla de 50″ en adelante es una pasada.

¿Qué os gustaría a vosotros que fuera?, ¿le veis realmente esa utilidad? ¡Ánimo, hagan apuestas! Que nadie se quede fuera…

NINGUN COMENTARIO

Dejar un comentario