Hace unas semanas os hablamos sobre los AirPods, os contábamos nuestra opinión sobre los auriculares inalámbricos de Apple, pero lo hacíamos desde fuera. Ahora, tras dos semanas con ellos, os contamos cómo es la experiencia en el día a día con los tan demandados auriculares de Apple, pero antes, empecemos por el principio.

 

La odisea de hacerse con ellos

La demanda es muy buena noticia para Apple, no tanto para nosotros. Del mismo modo que sucedió con el lanzamiento del iPhone 7, sobre todo el modelo Plus, las existencias estaban agotadas en todas las Apple Store, de hecho ahora mismo sigue siendo así, teniendo espera programada hasta abril, es decir, unas seis semanas de espera desde su pedido. Por suerte, ya con experiencia por la persecución del iPhone 7 Plus, fui previsor y los compré en los días próximos a su salida.

 

Primera impresión

Me ahorraré contaros la calidad y el detalle de la caja con la que tan acostumbrados nos tiene Apple en sus productos e iremos directamente al grano.

Mi primera impresión fue que cuando abrí el estuche de los AirPods, un mensaje apareció en mi iPhone automáticamente. En él podía ver la batería de los AirPods, la del propio estuche y un botón de conectar. Presioné el botón y listo, ya estaban conectados, así de sencillo.

i-HR7t6ch-X3-1-1280x720

Algo que me resultó muy positivo en cuanto a la sensación del detalle que ha puesto Apple en los AirPods es que tanto el estuche como los auriculares cuentan con imanes, de modo que, al meterlos en el estuche, estos se colocan y se fijan de forma casi mágica. De la misma forma, la tapa del estuche tiene también un imán y el cierre resulta de la misma forma hasta satisfactorio. Otro detalle extra que me ha gustado mucho, es que la bisagra del cierre es de metal, lo que le da una sensación de robustez mucho mejor que si fuera de plástico.

Los primeros días creía que tendría que abrir el estuche y conectarlos antes de sacarlos para poder escuchar música, por ejemplo. Para nada, una vez conectados a un dispositivo nuestro por primera vez, estos quedan ligados a nuestro ID de Apple, lo que significa que, desde ese momento, cada vez que queramos usarlos, solo tendremos que sacarlos del estuche y ponérnoslos, ya ya está, la música sonara automáticamente desde el dispositivo que estemos usando, sea este un iPhone, iPod, iPad, Mac, etc… Siempre que el dispositivo tenga iOS 10, macOS Sierra o superior, será compatible.

¿Y si no mi dispositivo no es compatible con iOS 10, o los quiero conectar con un dispositivo que no es de Apple? Tranquilo, la versión automática de conexión solo está disponible para dispositivos Apple con iOS 10 o macOS Sierra, pero si lo queremos conectar en otro dispositivo, o incluso en un iPhone 4, por ejemplo, con iOS 7, podremos hacerlo. El estuche tiene un botón, el cual si dejamos pulsado activa la función de enlace por Bluetooth, y como cualquier auricular con conexión via Bluetooth solo tendremos que seleccionarlo en los ajustes de nuestro dispositivo.

En resumidas cuentas, una compatibilidad absoluta, sencilla y muy intuitiva.

 

El meollo de la cuestión, los AirPods en el día a día

La verdad es que en este sentido los AirPods han cumplido de una forma impecable. Los primeros días notas que los llevas, porque escuchas música sin tener de por medio ese cable con el que te has familiarizado a la fuerza, y es posible que por el diseño, cosa que comentaremos más adelante, te sientas observado. Días después, la integración es total, dejas de notar la ausencia del molesto cable, y tú y la música pasáis a ser uno, llevando esta en tu cabeza, sin notar que llevas nada puesto gracias al diseño conservado de los EarPods. En mi opinión el hecho de no ser auriculares In-Ear es un acierto absoluto.

 

La batería y la carga, algo vital

Empecemos por la duración de la batería de los propios AirPods, la cual me ha parecido bastante más larga de lo esperado, cumpliendo así con cualquier uso que deis a unos auriculares. Además, estos se cargan sorprendentemente rápido, había leído sobre las duraciones estimadas de las cargas, por ejemplo, que 15 minutos de carga equivalen a 3 horas de uso.

Ahora hablemos del estuche, la carga de este también es bastante rápida, también más de lo esperado, pero sobre todo lo que más sorprendido me ha dejado es la duración de su batería.

En general, en mi día a día, con un uso de unas 3 horas diarias de uso, la batería de los propios AirPods ha cumplido teniendo incluso margen, y la batería del estuche me ha durado 5 días sin tener que cargarlos, pudiendo apurar el sexto y probablemente consiguiéndolo también. Mantener la caña en el diseño pese a no tener cables ha sido un acierto para incluir una batería amplia, aunque seguramente esto suscite alguna que otra mirada curiosa al llevarlos puestos.

Creo que no me queda otra que sorprenderme y dar desde aquí mi enhorabuena a Apple por conseguir que unos auriculares del tamaño de los AirPods consigan casi una semana de uso, con un uso bastante considerable por otra parte.

 

Controles, tan polémicos y a la vez tan sencillos

Hay algo que muchos usuarios echan en falta en los AirPods, los controles para saltar la canción, retroceder y pausar la reproducción. Es cierto que en primera instancia yo también los echaba en falta, acostumbrado a tener el control que está en el cable de los EarPods, pero la verdad es que se suple de muy buena manera.

Para empezar, tenemos a Siri prácticamente integrado con nosotros, tan solo con dos toques tendremos a Siri escuchándonos, no para saltar la canción, sino para directamente, decirle que queremos escuchar, aunque también podremos pedirle que pase a la siguiente, retroceda o la ponga desde el principio, lo que queramos, literalmente. De todas formas hay momentos en los que no podemos hablar en público para controlar la reproducción, ahí es donde entra todo lo que ha estado implementando Apple en sus dispositivos. La pantalla de bloqueo con los controles de reproducción, por ejemplo. Ahora que no tenemos cables molestando es mucho más cómodo sacar nuestro iPhone para subir el volumen, pasar a la siguiente canción, etc… Eso si no tenemos un Apple Watch que hará que no eches de menos nada de esto. Aun así, no descarto que en futuras versiones del software de los AirPods implementen el control de reproducción.

maxresdefault

En cualquier caso, insisto, la interacción con Siri es increíble, incluso lo podremos usar tan solo teniendo un auricular puesto. Es como acceder a nuestro dispositivo casi por telepatía.

 

Algunas curiosidades que debes saber

Con el paso de los días he ido descubriendo ciertos detalles que son interesantes si estás planteándote comprar unos AirPods:

  • No se caen. Hay muchas personas que se lo preguntan, pero el diseño de los EarPods ya era muy bueno al respecto, ahora que no hay un cable tirando para abajo de ellos, esta característica aumenta, no te tendrás que preocupar por esto.
  • No se te van a perder. Gracias a iOS 10.3, nuestros AirPods saldrán en la App Buscar, de modo que, podremos localizarlos, ventajas de contar con el chip W1.
  • Los golpecitos que hay que dar para invocar a Siri no se confunden. Otro de los factores que debes saber es que Siri no se invocará si te rascas la oreja y tocas sin querer uno de los AirPods, ignora perfectamente los falsos toques.
  • Podrás bajar el volumen a un porcentaje específico gracias a Siri. En vez de pedirle a Siri que baje el volumen sin más, y que luego tengamos que volver a decírselo porque sigue estando alto, podremos pedirle a nuestro asistente virtual que lo baje al 35%, por ejemplo.
  • El Apple TV no se conecta automaticamente. Es algo que tenía curiosidad por probar, y efectivamente, hay que conectarlos como si fueran cualquier otro dispositivo Bluetooth, no se conectarán automáticamente como en iOS o MacOS.
  • Se actualizan solos. Cómo hemos dicho antes, su software se actualiza, y lo hace de forma automática a través de cualquiera de nuestros dispositivos, si tenemos nuestro iPhone cerca, usará este para descargar y actualizar de forma silenciosa la última versión que se haya publicado, de la misma forma lo hará con un iPad o un Mac.
  • Si nos quitamos uno de los AirPods, la música o incluso vídeo se pondrá en pausa automáticamente. Es algo realmente útil, y al volvérnoslo a poner se iniciará solo. Aun así podemos dar al play manualmente y seguir escuchando lo que tuviéramos en reproducción y seguiremos oyéndolo con solo uno de los AirPods. Esto también es útil para usarlos para llamadas, por ejemplo, o incluso podemos alternarlos. Ya sabemos que ambos tienen micrófono y sensores, de modo que, no echaremos nada en falta si solo contamos con uno.
  • Los AirPods se ligan a un ID de Apple. Esto significa que si intentamos usarlos en un dispositivo que no está vinculado nos aparecerá un mensaje diciendo: “Estos AirPods no son tuyos”. Lo que no he podido comprobar, al solo tener un par, es qué pasaría si los mezclamos y ponemos en un estuche nuestro unos AirPods que no son nuestros, o uno y uno.

what-its-really-like-using-airpods--apples-159-wireless-headphones-for-the-iphone-7

Mi experiencia con los AirPods ha sido muy satisfactoria, he intentado ponerlo a prueba con varias situaciones del día a día y han respondido francamente bien. Sin duda son un buen dispositivo y cumplen con creces con sus deberes. De modo que si sois capaces de esperar las seis semanas desde su pedido, os recomiendo su compra. Aunque a decir verdad, Apple debería dar la oportunidad a los visitantes de probarlos en las Apple Store, en mis numerosas visitas a varias tiendas de Apple, en ninguna he visto nada al respecto de los AirPods. También podría ser para no colapsar aun más los pedidos, no lo descartemos.

 

Os dejamos por último algunos enlaces de la Apple Store Online para que podáis ver detalladamente las características de los AirPods y hacer vuestro pedido, si es que os animáis.


Página de compra de los AirPods

Características de los AirPods

1 COMENTARIO

  1. Desde el primer día se pueden probar en las Apple stores en España. Solo que al igual que el Apple Watch, has de apuntarte y hay una espera. Después te dejan unos AirPods recién limpiados que puedes probar con la presencia del stuff de la Apple Store 😉

Dejar un comentario